Mira detrás de ti, ¡un mono de tres cabezas! (Monkey Island)

Las aventuras gráficas en la actualidad

Fecha: 27 enero, 2019

Hace un par de días, en mitad de un directo de Juanje en Twitch, mientras él jugaba a Indiana Jones y la última cruzada de Lucasfilms, surgió una conversación muy interesante respecto a porque las aventuras gráficas no estaban teniendo éxito en la actualidad.

¿Esto es realmente así? Vamos a hablar un poco sobre el tema.

Bueno, antes de empezar tal vez tendríamos que aclarar que nos estamos refiriendo a las aventuras gráficas “Point & Click” que surgieron a finales de los 80 y que eran la evolución de otro género que hasta entonces había sido bastante popular en los micro-ordenadores: Las aventuras conversacionales.

Sin embargo, hoy en día es complicado ver novedades de este género y la mayoría de las que salen son más parecidas a una novela gráfica donde nos cuentan una historia y tenemos que tomar algunas pocas decisiones en lugar de una sucesión de complejos puzles que superamos usando y combinando objetos o conversando con personajes.

Aquellas primeras aventuras gráficas de Sierra o LucasArts eran más o menos complicadas, pero generalmente se componían de puzles complejos que normalmente te costaba solucionar sin una guía o ayuda de amigos que ya se lo habían pasado.

Incluso recuerdo haber jugado a alguna aventura de Sherlock Holmes donde los puzles no es que fuesen complicados si no que directamente los calificaría de dementes.

Hoy en día, sin embargo, tenemos una oferta de videojuegos demencial comparado con los títulos que podíamos disfrutar cuando éramos más jóvenes lo que ha llevado a las productoras a hacer juegos más sencillos, cortos y la mayoría de veces, poco regulables.

A esto, tenemos que sumar que los jóvenes de hoy en día, en general no se preocupan de leer y entender de que va la historia. A mi me dan pequeñas embolias cuando veo a mis sobrinos pasar las cinemáticas para llegar a la parte de acción porque no les interesa lo que están contando los juegos.

Yo en cambio, recuerdo haber tenido 14 años y estar probando por primera vez Monkey Island, el juego con el que conocí el género de las aventuras gráficas y quedar fascinado de la historia que me estaban contando por medio de los diálogos con los personajes y unas pocas cinemáticas.

Era como leer un libro interactivo, incluso mejor que los libros de “Elige tu propia aventura” que tanto me habían gustado años atrás.

Esto no quiere decir que hoy día se estén contando malas historias. Al revés. Hoy en día se producen grandes juegos narrativos como Uncharted 4, The last of us, Life is Strange, Valiant’s Heart o incluso Journey donde son capaces de contarnos una historia sin siquiera hablarnos.

El problema es que actualmente, a pesar de tener estas grandes producciones, los juegos que más venden siguen siendo los FPS, Fifas y Fortnite que ni tienen historia ni requieren de concentración alguna para superar un complicado puzle, y eso lo dice todo.

Por suerte, de vez en cuando nos encontramos con algún título como Thimbleweed Park de Ron Gilbert que nos devuelve la mágia de las aventuras Point & Click con las mejoras gráficas de la actualidad, pero por desgracia, no es algo que podamos ver muy a menudo.

De hecho, con Thimbleweed Park que tuvo tanto revuelo por quien lo estaba haciendo, podemos ver el limitado éxito que pueden esperar este tipo de juegos.

Si Ron Gilbert anunció el año pasado que aproximadamente un tercio de las ventas habían sido en Nintendo Switch y se estima que han vendido unos 15.000 juegos para dicha consola nos encontramos que las ventas totales estarán rondando las 50.000 unidades, algo que no creo que pueda considerarse un éxito hoy en día.

Todo esto que he comentado creo que es la razón de porque hoy en día no tiene sentido que salgan aventuras gráficas aunque por suerte, siempre podemos disfrutar de miles de ellas que han ido saliendo en las últimas décadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies y gente horrible me obliga a molestarte con estos mensajes que seguramente no te interesan. Así que puedes leer nuestra aburrida política de cookies o continuar con tu vida… ACEPTAR

Aviso de cookies